Un evolucionista en el Plata, Florentino Ameghino