Desmitificando algunas falsas creencias sobre los cauquenes

Desmitificando algunas falsas creencias sobre los cauquenes

¿Por qué su caza está prohibida? ¿por qué los cauquenes hoy están amenazados? ¿por qué ya no pueden ser considerados de ninguna manera plaga? ¿por qué popularmente se consideraba que eran perjudiciales para la agricultura y en verdad la ciencia ha comprobado que no es así?

En la República Argentina habitan tres especies de cauquenes o avutardas que poseen comportamientos migratorios como carácter distintivo, aunque una parte de su población es residente. Estos son: el Cauquén común (Chloephaga picta), el Cauquén de cabeza gris (Chloephaga poliocephala) y el Cauquén colorado (Chloephaga rubidiceps). Se desplazan en los meses de abril y mayo desde sus zonas de reproducción y cría, en el sur de la Patagonia de Chile y la Argentina, hasta las zonas de invernada en las provincias argentinas de Buenos Aires, Río Negro y La Pampa.

El Cauquén colorado se encuentra categorizado “En peligro crítico de extinción”, tanto en la Argentina como en Chile y es una especie declarada “Monumento Natural Provincial” en Buenos Aires, máximo grado de protección que otorga dicha jurisdicción. Asimismo, ha sido protegida a nivel internacional por la Convención para la Conservación de las Especies Migratorias de Animales Silvestres (CMS), donde ha sido incluida en los Apéndices I y II e identificada como “especie prioritaria” para acciones concertadas entre países. Además, la Argentina y Chile, firmaron un Memorandum de entendimiento para coordinar las acciones de conservaciones entre ambos países, del cual surgió el Plan de Acción Binacional para la Conservación del Cauquén de cabeza colorado o Cauquén colorado en Argentina y Chile.

El Cauquén de cabeza gris y Cauquén común están categorizados como especies “amenazadas”, quedando en evidencia el delicado estado de conservación que enfrentan estas especies. Dicha categorización se reglamentó legalmente, mediante la Resolución Nº 795/2017 del ex Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación.

En las imágenes se observan las tres especies de cauquenes migratorios: el Cauquén colorado (izquierda) y el Cauquén común y el de cabeza gris (derecha). Fotos: Pablo Petracci.

Actualmente, la caza de estas tres especies se encuentra prohibida en toda la Argentina, Resolución N° 551/2011 de la Secretaria de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación.

Este delicado estado de conservación, se debe principalmente, a la caza en el área de invernada, la modificación de su hábitat, y a la introducción de especies exóticas en su área de cría.

Desde los años ’70s se han monitoreado esporádicamente las poblaciones de cauquenes en la Argentina. Ya en esos inicios se venía alertando sobre la delicada situación del Cauquén colorado y más recientemente, sobre la declinación de las otras dos especies migratorias. A partir de conteos efectuados en años recientes (2007-2018) en el sur de la provincia de Buenos Aires, se ha confirmado que continúa la declinación de las tres especies.

Durante décadas, estas especies fueron cazadas por considerarlas perjudiciales para la agricultura, hecho que científicamente se demostró no era así. Las creencias populares de los productores rurales les atribuyeron ser los causantes de daños en cultivos de cereales y pasturas, ya sea por el consumo directo, el bosteo y el pisoteo valiéndoles la denominación de “triple plaga” por este motivo. Hoy, los resultados de los estudios científicos demuestran que, salvo situaciones muy puntuales que suelen ocurrir bajo condiciones anormales, el pastoreo, el pisoteo y el bosteo no producen daños significativos en los cultivos y tampoco hay competencia por recursos con el ganado. Incluso el pastoreo de trigo en estadios tempranos al igual que el aporte de nutrientes a través del bosteo beneficiarían los rindes de producción de cereales (así lo confirma un trabajo científico de investigadores de la Universidad Nacional del Sur y de la Universidad Nacional de La Plata, publicado en el año 2016 en la revista científica Ornitología Neotropical, número 27: páginas 169-180).

Hoy, además de los impactos existentes que representan obstáculos para su recuperación, debemos sumarle el crecimiento vertiginoso de los parques eólicos, los cuales se están ubicando en sus principales corredores migratorios, en especial la costa patagónica y de la provincia de Buenos Aires. Los parques eólicos ocasionan serios impactos en las aves, ya que pueden morir al colisionar con las palas o rotores de los aerogeneradores o generar un efecto de barrera al desplazamiento.

esta1

Información adicional:

Enteraté de todas las novedades del Santuario Natural del Cauquén colorado poniendo Me gusta en su Facebook, https://www.facebook.com/santuariocauquen/

-Se inauguró el Santuario del Cauquén colorado, «Boletín Digital Exploración y Ciencia, junio-2018», http://www.caynet.com.ar/news.php?id=17264

-El 6 de junio de 2018 el Honorable Concejo Deliberante de San Cayetano (provincia de Buenos Aires) declaró de Interés Municipal el Santuario del Cauquén colorado, mirá la nota completa en: https://www.facebook.com/fundacionazara/posts/1700972803273124

-Monitoreo anual de cauquenes migratorios, «Boletín Digital Exploración y Ciencia, agosto-2018» , https://fundacionazara.org.ar/monitoreo-anual-de-cauquenes-migratorios/

-Seguinos en nuestras redes sociales: Facebook, https://www.facebook.com/fundacionazara/.  Instagram, https://www.instagram.com/fundacionazara/ y Twitter, https://twitter.com/fundacionazara?lang=es